¿Qué conceptos necesita dominar el estudiante de microinformática?

conceptos para microinformatica

Si has pensado en realizar una formación profesional en microinformática y redes pero aún no tienes muy claro que vas a aprender o cuál es el perfil de estos estudiantes, aquí te lo contamos todo. ¿Qué conceptos necesita dominar el estudiante de microinformática y redes? Toma nota y permanece atento para descubrir qué preparación necesitas a la hora de realizar este grado.

 

¿Qué aprende un estudiante de microinformática y redes?

Si quieres desempeñar tu carrera en el sector de la informática una opción muy valorada es la de estudiar un ciclo formativo de grado en sistemas microinformáticos y redes. Se trata de un perfil muy demandado por las empresas. Con una formación de este tipo adquirirás una serie de habilidades y destrezas que te convertirán en un especialista competente para ejercer como tal. A partir de todo lo que aprendas con estos estudios presentarás un perfil muy completo y actualizado respecto a lo que se espera de un profesional capaz de optimizar los procesos relacionados con el software y el hardware de una empresa o de otro organismo.

Cuando estudias acerca de la microinformática y las redes aprendes todo lo necesario para instalar, configurar y mantener sistemas microinformáticos. En el currículum de un técnico de este tipo se encuentran competencias como la seguridad informática, los sistemas en red o los sistemas operativos.

El plan de estudios de un grado como este está orientado a adoptar una serie de aptitudes que te permitan diagnosticar y detectar problemas en los sistemas informáticos y de redes y poder ofrecer soluciones eficientes y funcionales para mejorar la infraestructura digital con la que se desarrollan las tareas en el entorno de trabajo.

Un estudiante de este tipo aprende cuestiones técnicas y tecnológicas acerca de los equipos que componen la instalación informática de un centro. En especial asimila conceptos sobre todo lo relacionado con la instalación y configuración del software. Es decir, la formación se fundamenta sobre prácticas que facilitan la adaptación del usuario a las herramientas digitales con las que cuenta. Es por ello que en este grado se enseña cómo realizar los ajustes y los cambios pertinentes para perfeccionar el uso de dichos sistemas y adecuarlo correctamente al entorno de trabajo.

En definitiva, los alumnos que realicen estas materias aprenderán sobre los componentes de integración de un equipo, las características de los sistemas operativos, las estructuras de redes locales y los mecanismos de seguridad informática.

 

¿Qué habilidades necesitas para realizar un FP de microinformática?

Debemos partir de la consideración de que cursando un grado de formación profesional se instruye a los alumnos para que consigan las habilidades y el talento necesario que les capacite. No se exigen requisitos previos que te permitan realizar el ciclo. Aunque sí que es cierto que contar con una serie de intereses y aptitudes básicas puede ayudarte a completar el plan de estudios y facilitar el desarrollo de las competencias adecuadas. A continuación comentamos algunas de estas características que potencian los perfiles de técnicos en sistemas microinformáticos y de redes.

Conocer y estar familiarizado con las nociones básicas sobre ordenadores y redes es un buen punto para aquellos que hayan decidido su camino laboral por este ámbito. No es necesario ser un gran experto y dominar todos los conceptos y métodos relativos a este mundo; pero sí entender algunas ideas generales como qué es el hardware, un sistema operativo o qué se puede hacer con un sistema de red.

Otra característica importante que contribuye a la formación de este tipo de profesionales es la renovación constante. El mundo tecnológico y de la informática está sometido a grandes cambios y rápidos avances. La informática que conocemos hoy día dista mucho de la de hace 30 años. Por eso es necesario contar con la habilidad de mantenerse actualizado y estar al tanto de las transformaciones que afectan a esta industria.

El interés por la tecnología es también una cualidad crucial para determinar un futuro laboral como técnico en estos sistemas. Al fin y al cabo el personal dedicado a estas tareas está constantemente utilizando instrumentos electrónicos como ordenadores, dispositivos periféricos o routers.

Por último, es también muy valorable la capacidad de gestión y decisión. Las funciones que realizan estos técnicos consisten en determinar problemas y disfunciones y proponer soluciones alternativas para asegurar el funcionamiento del sistema. Por eso es muy importante tener la habilidad para determinar la actuación y la intervención correspondiente en cada caso.

Si crees que tus capacidades se ajustan a lo que se demanda de un profesional de esta categoría y consideras que eres apto para aprender todo lo que se exige en un grado profesional como el de sistemas informáticos y redes, matricúlate en Proyekta y asegura tu futuro en el sector de la informática.