¿Qué es un gamer o jugador de videojuegos profesional?

Gamer

Las nuevas tecnologías y los videojuegos están trayendo cada vez más profesiones nuevas o que antes no eran tan conocidas como lo son ahora. En este caso podríamos de los gamer, esta figura dedica su vida profesional a jugar a videojuegos e incluso a competir en las diferentes competiciones que se realizan en las diferentes partes del mundo.

Son muchas las profesiones que han aparecido gracias al crecimiento de la industria, como los tester de videojuegos, la figura del desarrollador de videojuegos o los programadores.

¿Qué es ser un gamer?

El mundo del gaming abarca el streaming, las ferias, los videojuegos, las noticias del sector y los lanzamientos de juegos.

La palabra gamer hace referencia a la persona que juega a videojuegos. Aunque este abanico sería muy amplio, no todas las personas que juegan de manera habitual son consideradas gamer. En este caso, nos referimos a gamer como personas que se dedican profesionalmente a jugar a videojuegos y, por lo tanto, cobran por ello.

Los gamer son personas que juegan diferentes tipos de videojuegos o pueden especializarse en uno concreto, suelen formar parte de equipos profesionales de videojuegos e ir a competiciones y eventos relacionados con los videojuegos.

En la actualidad existen videojuegos de todo tipo para móvil, consola y ordenador por lo que los gamer pueden jugar en cualquiera de estos dispositivos.

¿Qué tiene que tener un gamer?

Los gamer tienen que ser personas que tengan habilidad para jugar a videojuegos y que conozcan el mundo y la cultura de los videojuegos. Estas personas también tendrían que tener unos conocimientos técnicos sobre ordenadores y consolas de videojuegos.

Los gamer deben conocer los detalles, los controles, los trucos y las habilidades que son necesarias en el juego concreto en el que van a jugar.

Aunque un gamer podría jugar a varios juegos, es importante que se especialice en uno de ellos, por que deberá dedicarle mucho tiempo para convertirse en experto y presentarse a los diferentes campeonatos.

Cuanto más formado este el gamer, mejor conocerá la industria y más fácil será para él mejorar sus técnicas a la hora de jugar. Para ello, el que quiera convertirse en jugador profesional podría empezar realizando un grado superior videojuegos.

¿Cuánto tiempo juega un gamer?

En cuanto al tiempo que dedican los gamer a los videojuegos dependerá de los campeonatos y del videojuego al que se dediquen.

Podemos decir que en su rutina de entrenamiento muchos de ellos dedican horas a jugar solos o en equipo y otras horas a ver como otros juegan para aprender técnicas nuevas. O incluso a ver sus propias jugadas para revisar los fallos.

En esta línea muchos jugadores profesionales han confesado que destinan entre 6 y 8 horas diarias para entrenar. En el caso de los videojuegos multijugador destinarían estas horas a jugar en línea con el equipo y otro par de horas a entrenar en solitario.

Como hemos comentado, a parte de entrenar y jugar, los jugadores profesionales dedican horas al streaming ya sea de ellos mismos o viendo el de otros y al trabajo con patrocinadores y colaboradores. También es importante que los gamer estén informados sobre el mundo de los videojuegos y destinen tiempo a conocer las novedades que puedan ir surgiendo.

Cabe destacar que cada jugador profesional destinará las horas que vea conveniente y dependerá del grado de especialización que quieran lograr o los objetivos que persigan.

No son las mismas horas de entrenamiento para aquellos que participan en competiciones que los que no lo hagan, ni los que jueguen individualmente que los que forman parte de un equipo.

¿Cuánto es el salario de un gamer?

La industria de los videojuegos ha crecido considerablemente y sigue haciéndolo, situándose España como uno de los diez principales mercados mundiales del sector.

Un jugador profesional podría empezar cobrando entre 1.000 y 5.000 euros al mes. En cambio, los mejores jugadores actuales firman contratos que pueden llegar a ser de hasta 15.000 euros al mes, sin contar lo que puedan ganar en premios.