Estudios para formar parte de una empresa de videojuegos

estudios para trabajar en videojuegos

Si eres un apasionado de los videojuegos y quieres desarrollar una carrera como parte de la industria que los hace posibles, has llegado al artículo correcto. En las últimas décadas y gracias al desarrollo de las tecnologías de realidad aumentada, mundos virtuales y gamificación, los videojuegos han pasado de ser pequeños dibujos animados pixelados a piezas hiperrealistas con personajes desarrollados, guiones, arcos narrativos y hasta temporadas (sí, la influencia de la televisión es notable a este punto). No en vano, la industria de los videojuegos es uno de los sectores más saludables en la actualidad: solo en España su facturación asciende hasta los 1.700 millones de euros en 2020, según datos recogidos por la Asociación Española de Videojuegos.

En términos de empleabilidad, existen más de 600 empresas y/o estudios de videojuegos que generan miles de empleos directos e indirectos al año a un rango amplio de perfiles. Por la naturaleza del trabajo, se trata de un perfil profesional con salidas laborales tanto en España como en el extranjero, lo que representa perspectivas muy alentadoras para quienes ven este como un campo en el cual desarrollarse profesionalmente.

Lo cierto es que detrás de tu videojuego favorito hay un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas, cuyo trabajo ha permitido entregar el producto final que disfrutas desde tu salón. Pero, ¿Qué necesitas para formar parte de la industria de los videojuegos? Esta es la primera pregunta a responder al momento de elegir una formación profesional, máster o especialización.

¿Qué estudios se necesitan para trabajar en una empresa de videojuegos?

Quizá pueda parecer un dato absurdo, pero hasta hace 10 años no existía en España una formación específica para ingresar a esta industria, fuera de la Ingeniería Informática y las especializaciones derivadas. Ahora sabemos que para poder crear un videojuego y llevarlo al mercado hace falta el trabajo de guionistas, técnicos de audio, productores, animadores 3D, diseñadores y creativos. Es decir, hay espacio para una amplia gama de profesiones; la decisión depende de tus intereses personales, tu bagaje académico y tu experiencia laboral (si la tienes).

Por ejemplo, uno de los perfiles de peso es el diseñador de videojuegos o game designer, un profesional capacitado para diseñar entornos digitales usando programas de modelado como ZBrush o 3DSMax. Nuestro Máster en Diseño de Videojuegos está diseñado para lograr el nivel de experticia que permita hacer sculpting, rigging y trabajar texturas, entre otras técnicas, usando los programas más avanzados de diseño y animación digital. El dibujo y la creatividad son dos de los pilares de este perfil profesional. Si consideras que tienes ambos y, además, eres fan de los videojuegos, es muy probable que esta sea la profesión para ti.

Dentro de la oferta académica también existen grados en diseño de videojuegos, animación y diseño de entornos interactivos. Así mismo, existen formaciones profesionales en animación y diseño de videojuegos, por ejemplo, óptimas para quienes buscan empezar a trabajar cuanto antes en este sector. Las FP permiten conocer a profundidad las bases del diseño digital, la conceptualización de procesos, la programación para diferentes plataformas y las herramientas de modelado como Maya Autodesk y 3D Max.

Por supuesto, cualquier formación académica puede ser complementada con cursos relacionados al diseño, modelado y programación de videos, la asistencia a conferencias, ferias, charlas y cualquier tipo de actividad que contribuya a una formación continua. Solo de esta manera lograrás estar al día con los últimos avances de la industria.

¿Cómo funciona la industria de los videojuegos?

La industria de videojuegos es aquella que desarrolla y distribuye juegos de vídeo digitales. Se originó durante los años 40, justo después de la Segunda Guerra Mundial, época durante la cual también fue presentada la consola más antigua de la que se tiene conocimiento, la Master System. No fue hasta 1960 que empezaron a ser distribuidos videojuegos más modernos y desde entonces tanto videojuegos como consolas de video han evolucionado hasta dar como resultado los títulos de los que hoy disfrutamos, con historias hiperrealistas y soportes que permiten experiencias interactivas como nunca antes.

Pues bien, el germen de esta industria son las ideas. Después de todo, los videojuegos son productos de entretenimiento y como tal, son desarrollados por equipos creativos que incluyen guionistas y animadores por igual. Sin embargo, desde que se origina una idea hasta que se lleva a cabo ocurren muchas cosas:

  • Presentar el proyecto a una desarrolladora (y lograr que lo compre).
  • Desarrollar un guión sólido, que tome en cuenta la jugabilidad y la temática del juego (deportes, acción, fantasía, distopía).
  • Desarrollar los personajes de forma individual.
  • Decidir la durabilidad del juego y finalizar el proyecto en función de ello.
  • Delimitar los detalles de sonido.
  • Lograr un producto que pueda ser vendido a un precio accesible.

El tiempo de duración de un proyecto similar puede tomar meses, incluso años, y requiere de tres elementos fundamentales: presupuesto, equipo de primera calidad y postproducción. En definitiva, aunque se trate de un producto completamente digital, los videojuegos requieren de capital humano formado para llevarlos a cabo, y es allí donde tu formación como game designer cobra relevancia.