Smart cities: qué profesionales necesitan

Smart cities

La tecnología es una realidad del día a día de la sociedad, tanto que en los últimos años se han empezado a incluir en las ciudades para mejorar los recursos y aprovechándose del potenciar tecnología mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Esto se conoce como Smart cities. ¿Quieres conocer que es una Smart city?

¿Qué es una ciudad inteligente?

Una ciudad inteligente es una ciudad que facilita la movilidad, mejora los servicios sociales, es sostenible y da voz a los ciudadanos. Esto se hace a través de la tecnología.

Las tecnologías buscan proveer de infraestructuras que garanticen un desarrollo sostenible, un incremento de la calidad de vida de los ciudadanos, una mayor eficiencia de los recursos disponibles y una participación ciudadana activa.

El objetivo principal de una Smart city es mejorar la eficiencia de sus políticas, reducir al máximo los residuos, fomentar la calidad social y económica y maximizar la inclusión social.

En las ciudades inteligente se parte de la idea de que sean lo ciudadanos los que crean la ciudad y no al revés, es decir, se otorga mucho valor a a la participación ciudadana.

Las ciudades utilizan esta herramienta para recopilar datos en tiempo real del estado de tráfico, la calidad del aire y del agua y del índice de radiación solar entre muchas otras cosas.

¿Cómo funciona una Smart City?

Se considera que una ciudad es una ciudad inteligente cuando aplican las TIC para crear infraestructuras que garantizan el desarrollo sostenible. Para conseguir esto se puede trabajar o implementar las tecnologías en los diferentes sectores de aplicación.

En cada uno de los aspectos de una ciudad aparecen una serie de beneficios que se consiguen gracias a los recursos tecnológicos. La aplicación de la tecnología para mejorar la eficiencia en estos sectores es lo que provoca que las ciudades se acaben considerando Smart cities.

A continuación, vamos a mostrar algunos de los beneficios que provocan las TIC en los diferentes sectores de aplicación de una ciudad:

En medio ambiente se crean sistemas que permitan el ahorro de energía, realizar un consumo eficiente del agua, fomentar el reciclaje, el fomento del uso de vehículos eléctricos, etc.

En sanidad se añade la telemedicina, teleasistencia, la gestión de datos, las alertas automáticas para los servicios de emergencia, etc.

En urbanismo se trabaja en la gestión eficiente del tráfico, la optimización de rutas del transporte público, las infraestructuras sostenibles, los nuevos sistemas de alumbrado público, etc.

En la administración y gobierno se incorporan los sistemas de administración electrónica, las plataformas de pago online, etc.

En turismo y ocio se crean aplicaciones para facilitar las visitas turísticas.

Como vemos, dependiendo de las necesidades en cada sector de aplicación se utiliza la eficiencia tecnológica para perseguir unos objetivos concretos que en su conjunto se resumen en facilitar la vida a las personas en las gestiones de su día a día garantizando siempre la sostenibilidad.

¿Qué profesiones se necesitan para una Smart City?

La adaptación de las ciudades a las TIC ha provocado nuevas oportunidades profesionales en el sector de la tecnología.

Los ingenieros de datos, los expertos en ciberseguridad, los abogados y los inspectores de salud medioambiental son muchas de las profesiones que tienen que trabajar en conjunto para evolucionar en el concepto de las Smart cities.

Se han identificado 12 sectores en los que más están creciendo las aplicaciones inteligentes y por lo tanto, se generarán nuevos empleos relacionados con las nuevas tecnologías.

Estos sectores son los servicios sanitarios, suministros, energía, comercio electrónico, educación, cultura, gobierno, ciudad, turismo digital, transporte, infraestructuras urbanas, sostenibilidad y seguridad.

Es lógico mencionar que todas las profesiones relacionadas con la tecnología y la informática como el Técnico en Sistemas Microinformáticos y Redes aumentará sus posibilidades de encontrar un empleo.