¿Qué es un animador 3D?

como-ser-animador-3d

Cada vez con más frecuencia dentro del sector tecnológico encontramos una serie de ofertas de trabajo en las que se demanda la figura del animador 3D. Se trata de una profesión en auge por sus amplias salidas laborales dentro de diferentes campos (medios de comunicación, desarrollo de videojuegos o producciones cinematográficas, entre otras).

Pero, ¿a qué hacemos referencia cuando hablamos de un animador 3D? ¿Qué estudios son necesarios para poder dedicarnos profesionalmente a la animación? A lo largo de este post nos dedicaremos a contestar a esta y otras preguntas poniendo el foco sobre este perfil profesional, así que si verdaderamente te interesa esta profesión ¡quédate con nosotros!

¿Qué significa ser animador 3D?

El animador 3D es el profesional encargado de convertir una idea en una imagen tridimensional y dotarla de movimiento a través del ordenador. Por medio del dominio de los programas y herramientas de animación 3D, el animador elabora sus imágenes teniendo en cuenta tres dimensiones: largo, ancho y profundidad.

Independientemente del sector profesional en el que se especialice, el animador 3D con total seguridad trabajará siempre en equipo. Dentro de una película de animación, por ejemplo, habrá un equipo de personas únicamente dedicado a los decorados, mientras que otras se dedicarán al movimiento de los personajes o de los animales.

Por este motivo, una de las cualidades indispensables de la persona que se quiera dedicar a este trabajo, deberá tener grandes habilidades comunicativas y una desarrollada capacidad de asertividad. Del mismo modo, la creatividad, la atención a los detalles o una capacidad de memoria y organización impoluta serán necesarias para poder desarrollar las diferentes tareas con éxito.

Por otro lado, ser animador 3D también conlleva el desarrollo de una serie de funciones que resumimos a continuación:

  • Abordar el concepto de la animación que va a realizar. Antes de ponerse a trabajar con diferentes programas, el animador debe tener claro qué es lo que se busca hacer con cualquier objeto y detallar cómo será el movimiento que tendrá. Esta función se realiza en base al briefing de un cliente, o siguiendo un guión o storyboard previamente establecido.
  • Generación de la animación 3D. En este paso, estos perfiles profesionales dotan de movimiento a las diferentes imágenes de acuerdo a los elementos y características establecidos en el paso previo.
  • Producción de animación 3D. Dentro de este paso entran en juego una serie de fases de la animación 3D que se alejan del propio movimiento pero que son indispensables para conseguir un trabajo bien hecho: el modelado 3D, el tratamiento del color y la iluminación, la creación de las diferentes texturas, etc.
  • Edición. Cuando finaliza la tarea que le ha sido asignada a un animador su trabajo no termina ahí, pues es posible que se deban realizar modificaciones y correcciones cuando se incorporan a la pieza otros elementos como el audio, vídeo u otros elementos gráficos con los que tiene que convivir.

¿Cómo ser animador 3D?

A la hora de poder dedicarse a la animación 3D es indispensable conocer y dominar el funcionamiento de una serie de programas que forman parte del día a día de cualquier profesional. Entre los más conocidos aparecen nombres como 3DS MAX, Unity, AutoDesk Maya o After Effects.

Existe una amplia variedad de cursos a tu disposición, tanto online como presenciales, que te pueden ayudar a cumplir este objetivo de manejar con profesionalidad estas herramientas. Sin embargo, si dispones de los recursos y de la fuerza de voluntad, te recomendamos acceder a formación especializada, ya sea Formación Profesional o estudios superiores.

En este sentido, Obicex ofrece dentro de su catálogo la FP de Técnico Superior en Animación 3D, Juegos y Entornos Interactivos, unos estudios con los que obtendrás las bases para crear animaciones, realizar proyectos multimedia interactivos, modelar, diseñar y trabajar con colores, luz y texturas en diferentes objetos e imágenes en tres dimensiones. Al mismo tiempo, si quieres profundizar en tu formación, podrás acceder al Máster en Realidad Aumentada, Mundos Virtuales y Gamificación.

Una vez completados tus estudios, es indispensable que trabajes en tu portfolio, un requisito obligatorio para la realización de cualquier entrevista de trabajo de carácter creativo. Ponle mucha atención y cuidado, pues será tu carta de presentación cuando no dispongas de experiencia previa.

¿Dónde puede trabajar un animador 3D?

Los entornos laborales para un animador 3D son múltiples y diversos:

  • Dentro de la industria publicitaria.
  • En medios de comunicación como la televisión o el cine.
  • Como parte del equipo de desarrolladores y diseñadores de videojuegos.
  • Dentro del sector de la postproducción audiovisual.
  • En empresas dedicadas a las artes gráficas, imprentas y editoriales.
  • Como parte de la industria farmacéutica, que cada vez con más frecuencia está haciendo uso de la tecnología 3D.
  • Como diseñador de interiores o dentro de un estudio de arquitectura, diseñando el resultado final de los diferentes trabajos a realizar.

Como hemos podido ver, dar vida y movimiento a las imágenes y dotarlas de profundidad es un trabajo con una gran demanda en diferentes sectores profesionales. Si este mundo verdaderamente te interesa y quieres darle una oportunidad, no tienes más que entrar en la página web de Obicex y consultar todos los programas que tienes a tu disposición para elegir el que mejor se ajuste a tus necesidades. ¡Nuestro equipo de profesionales estará encantado de poder ayudarte a elegir el mejor camino para ti!