Qué es la gamificación y cómo la aplicamos

Que es la gamificación

La gamificación traslada las mecánicas de los juegos en el ámbito educativo o profesional y con lo que se consigue mejores resultados.

¿Qué es la gamificación?

La gamificación consiste en trasladar la mecánica de los juegos en ámbitos no lucrativos como el educativo o el profesional con el objetivo de conseguir mejores resultados. Los nuevos entornos digitales han provocado que cada vez se empleen más estas técnicas.

El objetivo de estas técnicas es que el usuario este implicado en el juego y este motivado para seguir adelante en la consecución de sus objetivos mientras va realizando la actividad.

Dependiendo de lo que se persiga en la dinámica empleado se deberá explotar unos apartados u otros.

En las actividades de gamificación se buscan tres objetivos claros:

  • La fidelización para conseguir crear un vinculo con los contenidos.
  • Tratamos de acabar con el aburrimiento por lo que estas actividades deben motivarles.
  • Ofrecer recompensas por obtener un aprendizaje.

¿Qué es la gamificación ejemplos?

La gamificación es una técnica muy utilizada en los colegios para que los más pequeños obtengan los conocimientos de manera más sencilla.

Los juegos de preguntas son un sistema de preguntas sobre los conocimientos que se deben adquirir por lo que se crea una competencia con preguntas y respuestas.

Existen juegos en los que se debe diseñar un espacio, de esta manera, los alumnos practican y realizan cálculos en el espacio mientras juegan con la disposición de los muebles.

¿Cómo aplicar la gamificación?

Lo primero es definir un objetivo claro. Debemos marcar el objetivo que se pretende con el juego y que conocimientos deben adquirir con estas actividades.

Se debe escoger el mejor juego y las actividades que son más acordes para adquirir los conocimientos y conseguir el objetivo marcado.

Tras ello debe haber un reto que deben perseguir los alumnos con el juego. Este reto debe motivar a los alumnos para que quieran superarlo durante toda la actividad y no se aburran.

Se deben establecer las reglas del juego y explicárselas a los alumnos. Todos los juegos tienen que tener unas reglas que los alumnos deben cumplir.

Habrá que marcar un sistema de recompensas, las recompensas motivarán a los alumnos a querer superar los retos planteados anteriormente.

Establecer niveles de dificultad motivantes. El nivel de dificultad debe ir aumentando para perseguir la motivación de los alumnos.

¿Cuáles son los elementos básicos de la gamificación?

Los elementos básicos de la gamificación son las dinámicas, las mecánicas y los componentes.

Las dinámicas hacen referencia a la motivación de los participantes. Es decir, como se comporta el jugador y las necesidades que satisface el juego. Aquí encontraríamos las recompensas, los logros y las competiciones.

Las mecánicas son los componentes del juego como las reglas y el funcionamiento. Las principales son la acumulación de puntos o la obtención de premios.

Las mecánicas están relacionadas a satisfacer las necesidades de las dinámicas.

Los componentes son los recursos que se emplean para diseñar una actividad concreta.

Estas técnicas son cada vez más demandadas, por lo que se requiere de profesionales que sean capaces de crear las herramientas necesarias para luego aplicarlas en otros ámbitos adaptándolas a las necesidades de cada momento. Estos profesionales pueden realizar un Máster de Gamificación y obtener todos los conocimientos necesarios.