¿Para qué sirve la renderización?

que es la renderizacion

Cuando dentro del sector de la animación 3D nos encontramos con el término “renderización” nos estamos refiriendo a un proceso que toma su nombre del inglés (rendering) y que consiste en generar una imagen realista a partir de un modelo en dos o tres dimensiones, por medio de la utilización de programas informáticos.

A lo largo de este post ponemos el foco sobre este proceso y su utilidad, así como sobre los diferentes tipos de renderizado y las diferentes técnicas que pueden desarrollarse. Por lo que, si te interesa esta cuestión, te recomendamos quedarte con nosotros.

 

¿Qué es la renderización y para qué sirve?

Como hemos mencionado, la renderización en 3D se basa principalmente en crear imágenes bidimensionales a partir de un modelo en tres dimensiones, a través de una serie de herramientas informáticas que trabajan con distintos datos para manipular el color, la textura, los materiales y acabados que tendrá la imagen final.

Estas imágenes digitales pueden representar personas, objetos y edificaciones y, por norma general, tienen el objetivo de conseguirlo de una manera fotorrealista. Un resultado que se consigue por medio de efectos ópticos, de iluminación y animación.

Uno de los usos más extendidos de la renderización se relaciona con el campo de la arquitectura y el diseño de interiores. Son modelos ampliamente utilizados por arquitectos para plantear cómo será el resultado final de un proyecto de edificación. Del mismo modo, cuando se quiere plantear una reforma dentro de una casa o un cambio importante en la decoración de la misma, se utilizan los renders para visualizar el resultado final y establecer la disposición de los diferentes muebles antes de comenzar con la misma.

Al mismo tiempo, es una técnica muy extendida dentro del sector de la animación, los videojuegos y los efectos visuales dentro de las películas. En este caso, esta técnica permite la creación de imágenes que no es posible captar con una cámara en el mundo real. Igualmente, en el mundo de la publicidad cada vez observamos con más frecuencia el uso de renders para crear objetos y simular situaciones con un fin claramente comercial y de promoción.

 

¿Cuáles son los tipos de renderizado?

Existen tres tipos de renderizado distinto, que explicamos a continuación:

  • Imagen: a este grupo pertenecen los renders que hemos definido con anterioridad, es decir, imágenes en dos dimensiones que se realizan a partir de objetos en tres dimensiones. Incluyen edificios, personas y objetos que se pueden visualizar desde diferentes ángulos y planos, y escenas que pueden ser tanto interiores como exteriores, diurnas o nocturnas.
  • Reder 360: dentro de este grupo se incluyen las imágenes con movimientos circulares en tres dimensiones, a través de las cuales el espectador puede desplazar la mirada a lo largo de la estancia con una visión de 360 grados.
  • Video render: este tipo de animaciones permiten el movimiento a lo largo del escenario que se plantea, y se crean con herramientas de vídeo donde se editan las secuencias de imágenes.

Cabe destacar, en este punto, que existe otra definición para el concepto de renderización que se relaciona con el vídeo pero que no tiene nada que ver con el tipo de render que acabamos de abordar. Y es que dentro del campo de la postproducción de vídeo también se conoce como renderizar al proceso que durante la edición final del vídeo permite su correcta exportación y adaptación a un medio concreto.

¿Cuáles son las técnicas de renderizado?

Existen dos técnicas fundamentales de renderizado:

  • Rasterización: con esta técnica se utiliza una malla de triángulos virtuales que crean modelos tridimensionales de objetos. En esta malla virtual, los vértices de cada triángulo se cruzan con los vértices de otros triángulos de diferentes tamaños y formas. Gracias a ello, se asocia mucha información con cada vértice: posición en el espacio, el color, la textura y su «normal», que se utiliza para determinar la forma en que se enfrenta la superficie de un objeto. El ordenador transformará estos triángulos en píxeles, y a cada píxel se le da un valor de color a partir de los datos almacenados en los vértices. Permite la representación de objetos 3D en tiempo real.
  • El Ray Tracing simula las luces y sombras que intervienen en la iluminación de un objeto de una manera más realista. Traza el camino de una luz que atraviesa cada píxel en una superficie de visualización en dos dimensiones y lo convierte en un modelo 3D, dando lugar a sombras, reflejos y refracciones que nada tienen que envidiar a la fotografía, ya que se obtiene un realismo absoluto.

Ahora que hemos abordado en profundidad el concepto de la renderización ha llegado el momento de que sigas investigando de manera independiente. Si el sector de la animación te interesa y te gustaría dedicarte a ello profesionalmente, desde Obicex se ofrece la FP de Técnico Superior en Animación 3D, Juegos y Entornos Interactivos, que te dará las bases para introducirte con éxito dentro de esta industria.