Salidas laborales del animador 3D

salidas laborales animador 3d

¿Eres una persona creativa? ¿Te interesa el cine animado y los videojuegos hiperrealistas? Si la respuesta a ambas preguntas es positiva, la FP de Técnico Superior en Animación 3D es un buen primer paso para empezar una carrera profesional en este campo. Detrás de cualquier película o serie animada que veas en la televisión, en cualquier videojuego que juegues o videoclip animado que veas en Youtube, hay un animador 3D dándole vida, movimiento y realismo a personajes imaginarios.

Por definición, un animador 3D es el encargado de crear series de imágenes 3D fijas para crear secuencias en movimiento, usando los softwares y entornos diseñados para ello. En el pasado, las herramientas principales de un animador eran el papel y el lápiz, pero en la actualidad el animador 3D necesita programas informáticos para el desarrollo de animaciones más realistas y, por tanto, más complejas.

Dentro de un estudio de animación es el animador 3D el encargado de conceptualizar el proyecto, generar y producir las animaciones y gestionar la posproducción. Sin embargo, las salidas laborales del animador 3D se enmarcan en un amplio rango de sectores que van desde el diseño industrial, diseño web, marketing y publicidad, entretenimiento y productos multimedia, hasta la investigación científica. Actualmente es la industria del entretenimiento la que más profesionales demanda y atrae.

¿Qué trabajos puede tener un animador 3D?

La animación digital evoluciona a la par de la tecnología y la demanda de profesionales capacitados dentro de la industria siempre está en alta. El primer aspecto a tener en cuenta para ingresar al mercado laboral es la construcción de un portafolio sólido, que demuestre las habilidades del solicitante, sus intereses, su nivel de creatividad y sus áreas de experticia. En este sentido, la FP de Técnico Superior en Animación 3D permite un primer acercamiento al campo profesional que vale la pena aprovechar como punto de partida de una carrera profesional.

Durante la construcción del portafolio, va quedando claro cuáles son las áreas de interés, lo que será muy útil a la hora de explorar diferentes opciones laborales. Algunas de las salidas laborales del animador 3D son:

 

  • Animador 2D y 3D.
  • Desarrollador de videojuegos y entornos interactivos.
  • Desarrollador de espacios virtuales.
  • Desarrollador de aplicaciones interactivas y multimedia.
  • Grafista digital.
  • Consultor.
  • Especialista en efectos especiales 3D.
  • Director de arte.
  • Animador de contenidos en stop motion.
  • Artista VFX.
  • Especialista en render.
  • Especialista en texturas.
  • Modelador forense.

 

Al tratarse de una profesión que se mueve en industrias con proyección de crecimiento, las salidas laborales se diversifican con rapidez y se extienden a cada vez más sectores. El animador 3D sabe dibujar, animar e integrar una secuencia de imágenes y sonidos hasta formar una historia, con lo cual también es un storytelller. Partiendo de la formación académica que ofrece la FP en animación 3D es posible optar por una formación continua en áreas similares como la Realidad Aumentada, Mundos Virtuales y Gamificación.

Otra de las salidas laborales del animador 3D es la industria de los videojuegos, con facturación anual millonaria y una perspectiva muy alentadora en el futuro a mediano plazo en lo que a generación de empleo se refiere.

¿Cómo es trabajar de animador 3D?

El lugar más común para un animador 3D es un estudio de animación. Disney y Pixar son dos de los más grandes, pero existen todo tipo de estudios de animación: medianos, pequeños, independientes, especializados, multimedia… El animador 3D es parte de un grupo grande de profesionales responsables de darle vida a personajes ficticios usando sus conocimientos y su creatividad.

Hay cuatro funciones centrales en el día a día de un animador 3D:

  • Conceptualización de proyectos: el animador 3D es el encargado de plasmar la idea general de cómo debe ir la animación en cuestión de movimientos, personajes, acciones, duración, expresiones, entre otros, siempre tomando el guion y el storyboard como punto de partida.
  • Generación de animaciones en 2D y 3D: una vez el proyecto esté en marcha, el animador será el encargado de que todos los objetos diseñados en 2D y 3D cobren vida, es decir, tengan movimiento, expresiones, texturas y demás detalles acordados con el resto del equipo creativo.
  • Producción de animaciones en 2D y 3D: durante la fase de producción el animador debe estar al tanto del modelado de los personajes y de que todos los elementos previamente acordados en las fases anteriores convergen para seguir el guion y lograr las imágenes acordes a la historia.
  • Postproducción de proyectos: finalmente, el animador 3D será el encargado de supervisar que las animaciones que ha creado sean incorporadas de manera adecuada con el sonido y las voces de cada uno de los personajes, de tal forma que el proyecto tenga una coherencia global y pueda ser presentado al público.

Estas serían, en líneas generales, las funciones de un animador 3D como parte de un estudio de animación. Sin embargo, estas variarán de acuerdo al área en la que el animador se especialice, la industria a la que entre a trabajar o el puesto que ocupe.